lunes, 15 de junio de 2015

¡Seamos!




Las hordas han tomado Madrid, Barcelona, Valencia y Cádiz entre otras poblaciones emblemáticas. En la capital del Turia tiempo les ha faltado para retirar la bandera de España. En el Foro se descubre que los de Podemos no sólo son amigos de ETA sino que, encima, se mofan de sus víctimas y del mismísimo holocausto judío. Y en la Ciudad Condal Colau se viste de proceso. Ya se han quitado la careta. Ya no hablan de escraches, ni de procesos constituyentes, porque su democracia sólo se entiende cuando ellos toman la vara de mando.

Nuestra repuesta ha de ser clara y simple ser lo que siempre fuimos; seamos Irene Villa con su fuerza y amor por todos nosotros. Esa bella mujer capaz de expresar en un simple mensaje que es infinitamente mejor que todos los concejales electos de la izquierda; “me llaman la mujer explosiva”. Unos simples caracteres que demuestran, sin duda alguna, su superioridad moral con respecto al PSOE capaz de pactar con Bildu en Pamplona o con cualquiera para retomar el vergonzante pacto del Tinell. Por no hablar de todas esas concejalas vestidas con look batasuno y con los muslos sin depilar.

Seamos Israel, el verdadero dique que nos protege de las hordas bárbaras. Seamos soldados viejos de los Tercios de Flandes que, aunque rodeados e inferiores en número, sabe mantener filas las prietas esperando al enemigo. Seamos defensores de la decencia. Y eso incluye vetar las cadenas de televisión como la Sexta y Cuatro que presentan una imagen apocalíptica de España. Seamos intolerantes con gentuza como Alberto Garzón que afirma que Venezuela es una democracia plena. Seamos inexorables con esa arraigada costumbre patria de fusilar a los disidentes. Seamos obcecados y beligerantes con los enemigos de las democracias occidentales. Seamos tozudos en la defensa de Europa frente al asalto islámico. Seamos tercos en presentar a la izquierda radical como una pandilla de tarados que tiene una guerra incivil en la cabeza.

Pertenecemos a un club selecto de personas inteligentes que cree en la libertad con mayúscula. No volvamos a olvidarlo. Un club cuyos miembros se caracterizan más por el amor y nunca por el odio. En definitiva somos mejores y, sin ningún tipo de dudas, vamos a demostrarlo. La batalla empieza ahora. Seamos y ganaremos.


http://www.eldemocrataliberal.com/search/label/SERGIO%20CALLE%20LLORENS

2 comentarios:

  1. Sí señor, totalmente de acuerdo. Seamos intransigentes con la estupidez.

    ResponderEliminar