viernes, 26 de mayo de 2017

¿Los últimos días del partido socialista?

Artículo de Enric Caberans

El pasado domingo tuvo lugar la elección del nuevo Secretario General del Partido Socialista. De los tres candidatos en liza, solo dos tenían verdaderas opciones de ganar: Pedro Sánchez y la favorita del aparato, Susana Díaz. La Presidenta de la Comunidad Autónoma de Andalucía representa el continuísmo, mientras Sánchez promueve una nueva forma de entender la organización interna del partido y una deriva a posiciones más próximas a Podemos. Algunos pensamos que también se planteaba si el PSOE debía seguir siendo una organización parasitaria de la sociedad o debía regenerarse para convertirse en un partido del siglo XXI, abierto a los afiliados y apartándose de las actitudes caciquiles, típicas de la Andalucía que lleva gobernando el PSOE desde que entramos en democracia. Un partido que se ha convertido en un fin en sí mismo y que solo secundariamente se ocupa del bien común. Ganó Pedro Sánchez y con él su visión de un nuevo PSOE. Mi enhorabuena.

España se mira en el espejo de la adolescencia


Artículo de Antonio Robles

¿Estamos asistiendo a una revolución generacional de la sociedad? ¿Quizás a una involución?

La militancia de base del PSOE (sus hijos, según Josep Borrell), han matado al padre. Nunca antes el aparato del PSOE (expresidentes, barones territoriales y medios afines incluidos), fueron desautorizados de forma más diáfana.

jueves, 25 de mayo de 2017

De la desobediencia a la sedición


Artículo de Luis Marín Sicilia





“La enfermedad de estos golpistas es que quieren investir su desafuero de criterios democráticos, como si la democracia fuera compatible con la vulneración sistemática de la legalidad”

“Caminamos ya a marchas forzadas hacia dos medidas que creo, tal como van las cosas, pondrá el Gobierno en liza, porque la cerrazón de los sediciosos las hará inevitables: El artículo 155 de la Constitución y la Declaración de Interés para la Seguridad Nacional de la Ley de 2015”


Jamás se había producido tal unanimidad en la valoración de un proyecto legislativo como el que ha provocado el bodrio que propone, bajo la pretenciosa denominación de "Ley de transitoriedad jurídica", ese grupo de sediciosos que se oculta bajo el aforamiento del Parlamento de Cataluña.


Gana Pedro

Artículo de Federico Relimpio

22 de mayo. Tomo prestada la frase de Wyoming: “ya conocen las noticias; ahora le contaremos la verdad”. Y la noticia es que Pedro ha ganado.

Silencio, digo. Silencio a cierta prensa, y a quienes la sostienen. Silencio a los arúspices que han venido vaticinando el fin de los días y el advenimiento de un nuevo treinta y seis, nada menos. Silencio a los agoreros de palabra y de pensamiento. Silencio a los que no tengan nada en la boca para mejorar el silencio. Se impone, pues, un período de reflexión colectiva, y reescribir el relato. Pero, sobre todo, dejar muchas páginas en blanco para lo que nos queda por escribir, todo lo que nos queda por delante.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Avales, caciquismo y voto secreto


Artículo de Paco Romero


Susanidá ha visto como los afiliados le prestaron su firma cuando debía ir acompañada de la fotocopia del DNI, para, acto seguido, negarle el compromiso público en el reducto de libertad de la cabina


… Y al tercer trimestre resucitó. La militancia del PSOE dirimió el pasado domingo entres dos ambiciones personales y, finalmente, PEdrO SÁnchEz recuperó del tirón las vocales de un nombre y de un apellido hechos jirones hace nada, plantando otra vez sus posaderas en Ferraz con el pretendido y comedido afán de cobrarse alguna que otra factura. Pero esas serán otras historias dignas de narrar en apasionantes y sucesivos capítulos.

Filtraciones judiciales y derechos ciudadanos


Artículo de Luis Marín Sicilia

“Si no queremos que las garantías ciudadanas de defensa al honor, aunque se trate de políticos, se nos vayan por el sumidero de la desvergüenza al vertedero de la miseria colectiva, hemos de hacer frente a esta deriva”

 “La Ley de Enjuiciamiento Criminal regula los atestados e informes policiales, los cuales deberán especificar con la mayor exactitud los hechos de que se trate, aclarando que se trata de una relación de hechos y pruebas sin calificarlos jurídicamente”


Un Estado de derecho es aquel que garantiza el cumplimiento de la ley y protege a los ciudadanos de cualquier forma de arbitrariedad. La indignación ante determinados casos de corrupción política está provocando situaciones que, basadas en la repulsa ciudadana hacia los corruptos, devienen en espectáculos próximos a un populismo justiciero que rompe el principio de la presunción de inocencia, teóricamente garantizado por la Constitución.