sábado, 25 de febrero de 2017

28F: a mayor gloria de Susana Díaz


Artículo de Manuel Ramos

La celebración del 28 de febrero, día de la comunidad autónoma de Andalucía, es un acto protocolario propio de los estados (en este caso mini-estado) que no tienen una verdadera conexión con los ciudadanos. Las comunidades autónomas se basaron en las regiones españolas y de su herencia han adoptado poses que intentan imitar al propio estado español. No hay nada de malo en reivindicar el terruño, la patria chica. Lo que ocurre es que aquí no se celebra la región andaluza y sus habitantes sino el estado andaluz, la Junta de Andalucía. Una vez más, el estado sobre la nación pero ahora en menor escala.

viernes, 24 de febrero de 2017

Almensilla: 600 familias piden Justicia



                                                                                                        Artículo de Cornelia Cinna
  • ¿En Almensilla no hay partidos políticos que DENUNCIEN esta barbaridad?
  • ¿Todavía no ha dimitido Ismael Perea, alto cargo de la Junta de Andalucía, imputado en este caso de estafa?
  • Según ABC, hay cheques sin justificar por valor 354.424€ y falsos por 830.374€
  • Si la Diputación y el Ayuntamiento siguen exigiendo derramas/cuotas/ deudas a las familias tres veces robadas, no están incurriendo en ilícito penal, al no haber controlado en su momento los robos y más, debiendo haber denunciado las irregularidades? 
  • ¿No es más sensato una gestora o una solución preestablecida por las partes?

Se necesitan "tontos". Razón: España

Artículo de José Miguel Ridao

Estoy seguro de que todos los que leen esto habrán sido tachados alguna vez de tontos, o bien habrán llamado tonto a alguien en multitud de ocasiones no relacionadas con las capacidades intelectuales del interpelado, sino con su sorprendente tendencia a cumplir con las leyes, especialmente las tributarias.

jueves, 23 de febrero de 2017

Plomo, plata, o democracia



Artículo de Enric Cabecerans

Desde tiempos inmemoriales, los conflictos entre personas se han resuelto a partir de dos vías principales, la fuerza o la riqueza, la plata o el plomo. Se trata de hacer valer la fuerza para obtener aquello que uno quiere o bien, comprar la voluntad del otro con idea de conseguir el mismo fin. Esta manera de actuar del ser humano sigue estando presente en todas las facetas de la vida, principalmente en el los asuntos de Estado.

La organización de las personas en sociedad siempre ha sido tutelada por estos dos aspectos que, junto a las distintas religiones, han ido generando las formas de convivencia que existen a día de hoy. De este modo, se han construido jerarquías que, principalmente, obedecen a estos principios.

El uso de la fuerza siempre comporta un excesivo gasto de energía e implica una pérdida de popularidad, dado que la propia imagen de quien la ejerce pierde legitimidad. Los humanos, al menos en las sociedades occidentales, preferimos otros modos de actuación menos agresivos.

El segundo aspecto que se hace visible en las organizaciones es el incentivo económico. La mayor parte de las personas están dispuestas a poner precio a su colaboración con quien ostenta el poder. Generalmente, las personas prefieren estar en el equipo ganador, pero lo que realmente las hace disciplinadas es el hecho de que se les premie por ello. De todos es conocido el funcionamiento de los partidos políticos donde cada día se hace más evidente que quien se enfrenta al poder del líder es apartado, mientras que aquel que colabora con él es premiado con cargos y prebendas (Ciudadanos y Podemos son claros ejemplos de ello).

En las sociedades modernas, la organización de la sociedad ha alcanzado un alto grado de complejidad por la diversidad de ideas que se plantean y la cantidad de personas que conviven en un determinado territorio. De este modo, los conflictos de intereses entre unos y otros se incrementan. Sin embargo, la resolución de los mismos suele zanjarse según los mismos parámetros que antaño.

Pero, ciertamente, la influencia de las religiones ha posibilitado una tercera vía capaz de ofrecer otro tipo de soluciones a los conflictos. Si bien es cierto que la religión siempre ha estado vinculada al poder, también lo es que a través de los dogmas de fe, la mediación de la Iglesia ha posibilitado que los conflictos se solucionen con el uso de la palabra y no a través de la fuerza. Esa influencia de la religión ha sido reemplazada en las sociedades modernas occidentales por el conocimiento científico, que ha facilitado determinados cambios en la capacidad discursiva de las distintas opciones de vida y, por tanto, de la propia organización social. El paso del dogma de fe, como elemento central de convivencia, ha evolucionado hacia posiciones filosóficas que han dado lugar a las sociedades democráticas actuales. La cualidad básica y principal de la democracia es la resolución de los conflictos a través del diálogo dentro de un marco legal establecido.

Sea como fuere, desde mi punto de vista solo existen tres formas de resolver conflictos. Si no hay dinero suficiente para satisfacer a las partes, y no hay posibilidades de acuerdo ni diálogo, deberemos concluir que la única opción que queda es el ejercicio de la fuerza. ¿Es eso lo que quieren aquellos que pretenden decidir por su cuenta lo que nos incumbe a todos?

Hay muchas cosas que mejorar en nuestro país, pero el camino más apropiado es el de la colaboración. Juntos, respetando las libertades de todos los ciudadanos, y buscando la igualdad de derechos de todos ante la ley. Ni plomo, ni plata, yo apuesto por la democracia.




Notas extravagantes de actualidad

Artículo de Luis Marín Sicilia




“No se precisan dotes de analistas consumados para concluir que la hipotética victoria de Sánchez fraccionará al PSOE y abrirá las puertas a una alianza con la izquierda radical y el separatismo”

“Las puertas giratorias de la vieja política se sustituyen por la camas giratorias de la nueva”


Dos hechos notoriamente extravagantes, aunque con ínfulas pretenciosas de originalidad, han ocupado en los últimos días los medios informativos. Uno ha sido la reaparición de Pedro Sánchez redivivo; otro la degradación de algunos podemitas, especialmente la ex de Iglesias, Tania Sánchez, al "gallinero" del Congreso de los Diputados.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Taxis: un derecho de pernada redivivo



Artículo de Paco Romero



“¡A huevazo limpio o a machetazo infame! Son las formas en que el monopolio del transporte público, de la mano de Solidaridad del Taxi, viene aprovechándose del privilegio ancestral de admitir o denegar el acceso al aeródromo sevillano”


Aunque algunos estudiosos niegan su existencia, la historia parece haber asumido como real el “derecho de pernada”, entendido como el derecho de los señores a tomar a sus siervas el día de su casamiento con uno de sus vasallos. Contrariamente a lo que cualquier maldiciente pensara, la “institución” consuetudinaria no fue una invención de nuestros ibéricos señores feudales, sino que ya estaba vigente en la Germania Ulterior antes de la invasión romana: en latín vulgar fue conocido como Ius primae noctis, “derecho de la primera noche”; en inglés continúa usándose la expresión francesa Droit du seigneur, “derecho del señor”, aunque en tierras gabachas se prefiere utilizar la locución Droit de cuissage, con idéntico significado.

martes, 21 de febrero de 2017

Mentiras arriesgadas. La posverdad


Artículo de Luis Marín Sicilia

“La posverdad consiste en que el relato se sobrepone a los hechos en que el propio relato se basa aprovechando las incertidumbres del momento”

“La posverdad deviene preocupante porque, aquí y ahora, es el mejor caldo de cultivo para que la mentira y el juego sucio, el quebrantamiento de las normas que a todos nos conciernen, queden impunes”

“El ministro de propaganda "nazi" también decía, como el líder podemita, que había que "destruir el poder del capitalismo y del judaísmo" porque "así triunfaría la lucha de clases" entre los de arriba y los de abajo”


Un profesor universitario ha sido inhabilitado por dar sobresaliente a una alumna que ni siquiera hizo el examen. Hay quien dice que este es un caso más de la situación general de incertidumbre que propicia episodios alternativos a los hechos objetivos. La picaresca actual se ha inventado lo de la "posverdad", que en el fondo, como el llamado uso alternativo del derecho, implica que si los hechos no me gustan los cambio por los que convienen a mis intereses.